Armas láser reales


Desde Recam Laser Levante os presentamos hoy una de las aplicaciones láser menos amables de todas. Se trata de las armas láser empleadas ya por algunas de las potencias mundiales.

El uso de misiles intercontinentales dejará de tener sentido, ya que son interceptados y derribados sin provocar daños colaterales. La amenaza nuclear deberá girar hacia otras posibilidades, y las armas láser muy probablemente se conviertan en el nuevo objeto de deseo de las fuerzas armadas.


Desde antes de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno británico ofreció más de 76.000 dólares a quien fuera capaz de diseñar un arma de rayos, que pudiera matar a una oveja a 100 metros, mucho ha avanzado la tecnología en este campo. En 1960 Theodore Maiman inventó el primer láser y eso aceleró la investigación para desarrollar rayos mortales capaces de destruir cualquier artefacto enviado por el enemigo y a la vez generar importantes daños en componentes eléctricos a través de un efecto secundario de radiación. Hoy es el avance mayor, tras la bomba atómica.


Las armas láser debido a su velocidad, agilidad, precisión, rentabilidad y propiedades antibloqueo son las más valoradas. Estas armas son, literalmente, un haz de luz que se mueve de manera coherente, por lo que pueden golpear objetivos a una velocidad de 300.000 kilómetros por segundo, interceptar numerosos objetivos o el mismo objetivo muchas veces, llegar al objetivo con extrema precisión sin ocasionar daños colaterales y resistir a las interferencias electromagnéticas. También son mucho más baratas que las municiones convencionales, al costo de un dólar con cada disparo láser.


Entre las principales desventajas, es que requieren una gran cantidad de potencia, un tamaño y peso adaptado a las plataformas militares y un manejo térmico efectivo. Además, su estructura depende de la composición de sus objetivos (las longitudes de onda se absorben o reflejan según las características de la superficie del material), de los diferentes rangos que deben alcanzar y de los distintos ambientes y efectos atmosféricos a las que serán sometidas. Estos aspectos afectan el comportamiento del arma.


En la actualidad, los gobiernos de EEUU, Rusia y China, ya cuentan con programas específicos de desarrollo de este tipo de armamento. Cuando se habla de las armas láser, lo primero que se debe tener en cuenta es el tremendo impacto que tendrá esta tecnología en términos militares, que la hará determinante en el campo de batalla.


Los nuevos barcos, aviones, y vehículos terrestres, ya se están fabricando con compartimentos especiales preparados para integrar armas láser. Se están realizando mejoras continuas para crear mayores rangos de alcance, aumentar la energía, y realizar haces de adaptación. Podríamos afirmar que el momento de las armas láser finalmente ha llegado.




Adicionalmente, es importante resaltar el hecho de que esta innovación militar conduce la seguridad internacional hacia la defensa, más que hacia acciones ofensivas. Por esta razón, las armas láser no anularían las tensiones de la esfera internacional, pero sí podrían llegar a disminuir de alguna manera las posibilidades de un enfrentamiento militar.

Este artículo, puede parecer futurista, o sacado de una película de ciencia ficción, pero desde Recam Láser Levante, podemos afirmar que todo lo aquí expuesto es completamente veraz. A veces la realidad, supera a la ficción.


Esperamos que les haya gustado, y no olviden compartirlo con sus contactos.



0 vistas
logo app store.jpg
logo google play.jpg
descarga25.png

© 2019  Recam Laser Levante, S.L.