El láser en cirugía

Siguiendo con las publicaciones sobre las distintas aplicaciones láser, hoy os traemos una de las menos conocidas por el público en general. Se trata del láser en cirugía. Su aplicación se ha limitado en los países latinoamericanos por su alto costo.

En este campo ha representado el poder realizar operaciones antes imposibles. La posibilidad de cortar, coagular y vaporizar los tejidos sin tocarlos, disminuye los tiempos de operatorio, reduce las hemorragias, pasa a través de zonas infectadas de forma inicua, accede fácilmente a cavidades del cuerpo, etc...


Los láser más utilizados en cirugía y medicina son:


- Los de Argón: Con longitud de onda visible, producen una luz verdosa, puede atravesar medios transparentes y es absorbido por sustancias pigmentadas, con lo cual es ideal para Oftalmología y en algunas lesiones dermatológicas.


- El de CO2, ideal para cortar y vaporizar tejidos. Es invisible. Para usarlo en Cirugía se requiere un Láser Coaxial visible de Helio-Neón de color rojo. Se usa en Cirugía General, ORL, Neurocirugía, Ginecología.


- El Láser conocido por las iniciales ND-YAG utiliza un cristal de Neodimio-Ytrio, Aluminio y Granate para producir haces invisibles. Al poder transitar por fibras opticas es el idóneo para el tratamiento de lesiones del esófago, estómago y colon; en urología, para las lesiones intravesicales; en oftalmología, en oncología, en neurocirugía, y en neumología para las lesiones traqueobronquiales.


Todos ellos se utilizan con previa formación del personal médico y utilizando los medios de protección adecuados. Como veis en este tipo de intervenciones además de ser más rápidos y mejores, son la única forma de realizarlas con total seguridad frente a otro tipo de procedimientos.


Esperamos que os haya gustado, compartirlo con vuestros contactos...

1 vista
logo app store.jpg
logo google play.jpg
descarga25.png

© 2019  Recam Laser Levante, S.L.