España, dudas y temores tras el regreso de la actividad económica.

Vuelve a oírse el ruido de las obras, y la policía y cruz roja reparten mascarillas. Las medidas de la desescalada por fases reactiva principalmente la industria y la construcción, las terrazas de algunos bares y restaurantes y la apertura de los comercios de barrio, dependiendo de que fase nos encontremos...

Han disminuido considerablemente los afectados por Covid-19 en nuestro país, aunque continuamos en estado de alarma y con unas cifras de fallecidos que rondan los 200. Todavía queda mucho por luchar, aunque hay irresponsables que prefieran mirar a otro lado. La realidad es que el virus no ha desaparecido, y no existe vacuna.


Hemos oído en reiteradas ocasiones que vamos hacia "la nueva normalidad" (sin definir el concepto). "La nueva normalidad", es un mundo muy distinto al que conocíamos, donde la mascarilla y el distanciamiento social serán la base de nuestra existencia. No contaremos con una normalidad total, hasta que no haya vacuna (12-18 meses).


Mientras, en un intento desesperado de activar la economía, se han establecido unas normas básicas, dependiendo del tipo de industria, que no permiten obtener las ganancias de antaño. Los locales de restauración, tienen un aforo del 50%, con unos gastos del 100%, los comercios que han podido restablecer su actividad, también cuentan con un aforo muy reducido, provocando colas, reservas de cita y disminución en sus ventas. Peluquerías, clínicas, y otros servicios ven mermadas las visitas a sus establecimientos.

Podemos afirmar que la economía sufrirá durante bastante tiempo (de 2 a 8 años) una caída en picado, provocando el cierre de negocios y empresas de todos los sectores y tamaños.

Entre las grandes empresas que dan el cierre en España, se encuentra el grupo PSA, Pikolin, Nissan....



También están cerrando micropymes, y autónomos de todos los ámbitos.

Si la anterior crisis económica de 2008 fue dura, ésta que se avecina no tiene precedentes históricos. La incertidumbre en los mercados, y la realidad mundial provocan la tormenta perfecta a la que vamos abocados. Los efectos según los expertos, serán devastadores.


¿Pero es posible continuar?


La respuesta es Si, siempre y cuando seamos capaces de reinventarnos, de encontrar soluciones, y realicemos cambios estructurales y tecnológicos. Las empresas que consigan adaptarse a "la nueva normalidad", serán las únicas que sobrevivirán a esta pandemia económica.

Durante la hibernación se han producido cambios que han venido para quedarse. El teletrabajo, la digitalización, aumento del uso de internet y redes sociales, aumento del uso del móvil, y muchas otras actividades que antes eran opcionales, ahora son parte de nuestra vida diaria.


Si algo nos han enseñado crisis anteriores es que se crearán nuevas oportunidades para las empresas que queden:


- Habrá compra de empresas que cierran por parte de otras más fuertes, en condiciones realmente interesantes.

- Existirá más hueco en el mercado.

- Muchos clientes quedarán huérfanos.

- Se conseguirán nuevos proveedores más capacitados.

- Muchos buenos perfiles quedarán libres para poder contratarlos.


En nuestra mano está a que tipo de negocio queremos parecernos, si al que se ancla en el pasado, provocando el cierre, o a las empresas innovadoras que se adaptan a los cambios. Cambios que se hubieran producido de igual forma, pero más organizados en el tiempo. Esta situación lo que ha provocado, es una aceleración.

Recam Laser Levante está de la parte de la innovación y de la integración de las nuevas tecnologías. ¿Y tú?


Como siempre, esperamos que os haya gustado, y no olvidéis compartirlo con vuestros contactos.

2 vistas
logo app store.jpg
logo google play.jpg
descarga25.png

© 2019  Recam Laser Levante, S.L.