Ibi, el pueblo que se unió contra Frigo.

Recam Laser Levante está ubicada en Ibi. Antiguamente, era un pequeño pueblo de interior dedicado a la agricultura: especialmente al almendro y al olivo. Como no prosperaba, muchos ibenses fueron a la capital a trabajar en la industria de las tejas. Allí conocieron a mucha gente, entre ellos un italiano que sabía fabricar helados. Este italiano enseñó a una persona de Ibi que volvió y se lo contó a sus paisanos. Por entonces estaba de moda la industria de la nieve, que ligado al italiano, propició que muchos comenzarán con la fabricación de helados.




Ibi cuenta con dos grandes honores, ser la cuna del helado primero y del juguete después. La historia de ambas industrias está entrelazada entre sí y llega hasta nuestros días.

Desde Albina heladerías (una de las dos que quedan que fabrican helado artesanal) , salen 58 millones de litros de helado al año. Es la segunda que más produce en España detrás de Avidesa. Ibi está en el interior de Alicante a 755 metros sobre el mar. "Antiguamente no había cubitos: se hacían barras anchas. Cuando lo sacaban del pozo lo transportaban en burros por la noche. Hacía frío y aguantaban". "La gente lo compraba para mantener las cosas fresquitas. Los heladeros lo mezclaban con sal [porque ayuda a mantener el hielo] y luego hacían una mezcla con leche, huevos y azúcar que iban congelando". Cada heladero salía alrededor de toda España vendiendo sus productos (por eso hay tanta heladerías de Ibi por todo el territorio nacional), para cuando acababa la temporada volver y continuar con la agricultura. Hubo un taller en el pueblo que se especializó en hacer recipientes.


De este taller emergería más tarde la industria del juguete. La familia Payá empezó haciendo juguetes para sus hijos, continuó vendiéndolos en mercadillos y terminó montando una fábrica de juguetes, Payá Hermanos, en 1905. Más tarde nació Rico, la segunda empresa de juguetes del pueblo, creada por ex-trabajadores de Payá. 

La alta demanda de juguetes, hizo que muchas familias abandonaran la industria del helado para dedicarse a la del juguete.




Esta continúa reconversión ha hecho que los pueblos de la comarca (Tibi, Onil y Castalla) sean hoy un importante polo industrial. Al tiempo que a la industria del juguete le llegaba la primera reconversión se producían curvas para los heladeros independientes. Frigo, nacida en 1927 en Barcelona era ya una potente compañía de 700 empleados que producían helados de forma industrial. En 1973 la compró la multinacional Unilever y empezó su era dorada.

Cami (de Miko, una empresa vasca con accionistas franceses) y Frigo empezaron muy fuerte. Vendían mucho por televisión, y no se podía competir con ellos. Hacían conos envasados, el Drácula, el Frigopie.... Así que muchos fabricantes de helados de Ibi decidieron montar una cooperativa para hacerles frente (A.I.D.H.E.S.A.) donde pusieron a un señor a dirigirla y donde no trabajaba apenas ninguno de los socios. Poco antes se había formado la Jijonenca. Cada socio es un voto, donde actualmente son 250 socios, de los cuales 150 tienen su propia heladería.


Con la fábrica se redujeron los costes de producción (el helado industrial tiene más aire y menos cuerpo), y en consecuencia el precio final para los propios asociados, que lo compraban para venderlo en sus heladerías. Como eran 35, con 35 historias heladeras detrás, cada uno aportó sus recetas. Eran artesanas. Luego los químicos de la fábrica las adaptaron. Fue en 1994, veinte años después, cuando se empezaron a distribuir a Mercadona.

En este sentido hubo una empresa que siguió el camino contrario, La Ibense Bornay, considerada la empresa de helados más antigua de España. Tuvo dos crisis, una en 1992, y otra en 2014 cuando presentó un concurso de acreedores. El grupo inversor Sainberg Investments se hizo con el 100% de la compañía y la reflotó. El encargado fue Javier Pérez de Leza, un directivo con experiencia en grandes supermercados.




Los heladeros de A.I.D.H.E.S.A venden a 1,57 euros el litro, mientras que La Ibense lo hace a 4,75, según datos de Alimarket. Solo Frigo está por encima (5,54 euros) porque su marca se lo permite. Aunque A.I.D.H.E.S.A vende mucho menos a Mercado por el cambio en sus políticas de proveedores, perdurará en el tiempo, porque vende a sus socios en sus propias heladerías, y cuando uno de ellos cierra se lo comenta al resto de heladeros de la zona parta que continúen con su local.


Esperamos que os haya gustado, y no olvideis compartirlo con vuestros contactos.


2 vistas
logo app store.jpg
logo google play.jpg
descarga25.png

© 2019  Recam Laser Levante, S.L.