Pulsos láser en la fusión nuclear



La fusión nuclear controlada ha sido el santo grial perseguido por los físicos en su afán de conseguir un suministro inagotable de energía limpia. Investigando la fusión a nivel cuántico, los científicos han descubierto que es posible empujar los átomos lo suficientemente cerca como para fundirlos usando pulsos láser.


Varios de los científicos más prestigiosos en este campo han simulado reacciones en dos dimensiones, que si se extrapolaban a tres, podían producir energía eficiente a partir de deuterio, tritio u otros elementos. El artículo de Ahmed Zewail , Nobel en fetmoquímica que aparece en la edición de Chemical Physical Letters, así lo prueba.

La técnica fetmoquímica consiste en empujar a los átomos lo suficientemente cerca superando la barrera de Coulomb que obliga a los átomos de cargar similar a repelerse mutuamente. Cuando se supera esta barrera, se funden y liberan calor a través de la difusión de neutrones, y cuando se crea más energía de la que se necesita para la reacción, la fusión sostenida se hace viable.


Todo esto se debe hacer de manera controlada, y los científicos han estado persiguiendo semejante truco durante décadas, principalmente mediante contención de plasma de hidrógeno a temperaturas del sol y en grandes instalaciones.


Está claro que los tipos de pulsos láser que se necesitan tienen que ser altamente esculpidos y contar con muchas frecuencias en ellos. El problema es que uno de los componentes necesarios, el tritio es radioactivo, por lo que nadie quiere incorporarlo a sus aparatos hasta que esté seguro de que va a funcionar.


Todo este proceso puede parecernos de ciencia ficción, pero posiblemente sea real en muy poco tiempo. Esperamos que les haya gustado, y no olviden compartirlo con sus contactos.






0 vistas
logo app store.jpg
logo google play.jpg
descarga25.png

© 2019  Recam Laser Levante, S.L.